Texto web edición Capital

La Navidad tiene ese aroma peculiar, el aroma de la leña y los cuentos, de los desayunos y las risas, el aroma de una mesa compartida. Por eso, los mejores recuerdos tienen el sabor del Aceite 1881.

Aceite 1881, como cada Navidad desde hace más de 60 años, vuelve a ofrecerte su Aceite de Oliva Virgen Extra 1881, que nace del milenario olivo de Osuna y de la artesanía que, generación tras generación, cosecha tras cosecha, sus gentes han logrado convertir en la herencia más valiosa. La herencia de sus manos, de la tierra y de sus vidas, en tu casa, como el mejor de los presentes, para llenarte de esos mismos matices, de esa misma vitalidad con un Virgen Extra de personalidad única y aroma propio. El regalo que tantas generaciones brindan a tu mesa y a los tuyos, invariable año tras año, no puede no ser el sello de la Navidad.

Porque lo que es tan bueno, no puede ser mejor. Porque las buenas cosas, perduran.